¿Y si no quiere ponerse condón?

0
3710
Ponte condon

Según algunas encuestas realizadas por marcas de preservativos y Research Now –la empresa de información de marketing que se especializa en comprender las motivaciones de los consumidores–, el 72% de los hombres lleva un condón –o varios– a la primera cita “por si acaso”. Sin embargo, aunque es de conocimiento general que los condones son imprescindibles para evitar enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, todavía existen hombres que se los quitan a la hora de la hora, en la mayoría de los casos sin el consentimiento de su pareja. Algunos de los argumentos para este tipo de práctica –que incluso se considera un tipo de violencia sexual–, son que al usar un preservativo bajan sus erecciones y también que le resta sensibilidad a su pene.

Cuando el acto de quitarse el condón en medio de una relación sexual no es de conocimiento de la pareja o no es consentido por ella, se le conoce como stealthing, y también incluye causar daños al condón a propósito antes de utilizarlo, para así poder quitárselo o tener algún pretexto para deshacerse de él. Cabe señalar que esta práctica está incluso penada en algunos países y estados, como el Reino Unido y el estado de  Hidalgo, en nuestro país.

La mayoría de los hombres que alegan falta de sensibilidad ante el uso del preservativo, solo están intentando justificar la situación para evitar el uso de este, ya que todas las marcas de condones de la industria pasan una serie de pruebas de sensibilidad antes de salir al mercado, por lo que resulta dudoso que un hombre argumente esta clase de justificación. Sin embargo, en algunos casos de debilidad y/o disfunción sexual, esta afectación sí llega a suceder, provocando un problema grande para el hombre que lo padece. Si tú eres uno de estos hombres –o tu pareja lo es–, la solución no está en cometer un delito quitando de forma secreta u obligada el condón; empero, existen algunos consejos que podemos darte para ayudar a solucionar el problema.

Te recomendamos: ¡SUPERCONDÓN A LA VISTA!

 ¿Cómo solucionar este problema?

platica con tu pareja

Platícalo con tu pareja. Primero lo primero: encuentra un momento para hablar firme y cálidamente del tema con tu pareja o integrante de tu encuentro casual. Al no utilizar preservativo, existen riesgos que no deben correr y es importante que se cuiden mutuamente. Si eres mujer, deja bien claro que no estás dispuesta a hacerlo sin condón. Y si eres hombre, expón el tema para que entre los dos se pueda llegar a un acuerdo que favorezca a ambos. Para una relación sana es fundamental que se tomen en cuenta los acuerdos y las reglas establecidas.

Condones

Investiga el mercado. No todos los condones le quedan bien a todos, y por suerte hay mucha variedad de tamaños, formas, colores y texturas. Si detectas que el problema de la falta de sensibilidad o que se baje la erección es la talla o el tipo de condón, puedes probar distintas marcas –incluso cambiar de látex a poliuretano–, hasta encontrar el más cómodo.

Foreplay

La importancia de los juegos previos. También conocidos como foreplay, son las caricias y jugueteos que ponen todo en su punto para pasar a la penetración, o simplemente para gozar placenteramente. Si bien, el hombre al tener la erección ya puede penetrar, la mujer requiere de un jugueteo previo para estimular sus sentidos y lubricar la vagina. Y para ellos el foreplay sirve para asegurar una erección competente y mantenerla durante toda la sesión. Caricias, felaciones y cunnilingus son perfectos elementos para ayudarse mutuamente y estimular cada sensación.

Toma TST

¡Toma The Sensual Tea! Su mezcla de hierbas garantiza erecciones firmes y muy duraderas, sin perder la sensibilidad incluso en casos de disfunción eréctil o debilidad sexual. Por algo le llaman el “viagra natural” –sin los efectos secundarios del artificial–, claro está. Por si acaso, no importa si eres hombre o mujer, siempre ten a la mano preservativos y un par de pastillas o sobres de TST. Son la combinación perfecta para una relación sexual satisfactoria y sin riesgos.

¡Vive tu sensualidad!

No te pierdas: Actividades sensuales para disfrutar en días lluviosos